Carnaval de propietarios

En el marco del Programa Casa Digna, Vida Digna, se han focalizado en Soledad y Barranquilla más de 2.300 hogares vulnerables para transformar su realidad con mejoramientos de vivienda. Además, Atlántico es el líder en titulación de predios en el país con más de 11 mil hogares que han regularizado la titularidad de su vivienda.

El Carnaval de Barranquilla, patrimonio intangible de la humanidad según la UNESCO, estaría celebrándose esta semana de no haber sido aplazado para finales de marzo. Los rebrotes de la covid-19 y sus variantes influyeron en la decisión responsable de su postergación. Sin embargo, lo que la pandemia no ha podido aplazar es el Carnaval de Propietarios que estamos celebrando en el Atlántico.

La política de vivienda ha sido la protagonista en el plan de la gobernadora Elsa Noguera para reactivar económica y socialmente al departamento, las intervenciones han sido integrales y han promovido el acceso a vivienda digna.

Los frentes de trabajo son múltiples. El primero de ellos es la política de subsidios del Gobierno Nacional que ha tenido una gran acogida en la región. Atlántico es el departamento de Colombia que más subsidios para compra de vivienda asigna por millón de habitantes, impulsando así las compras e iniciaciones de vivienda. 

 

Según Coordenada Urbana, el de 2021 fue el mejor año en compras e iniciaciones en la historia del departamento, que superó por primera vez la barrera de las 20 mil viviendas compradas, muy por encima del promedio histórico de 10 mil viviendas y, además, batió récord en iniciaciones con más de 15 mil unidades habitacionales.

Dos reconocimientos son importantes en este punto. Por un lado, el papel dinamizador de los subsidios VIS y No VIS del Gobierno Nacional es innegable, a lo que se suma el programa “Vivienda Para la Gente” de la gobernación. En el Atlántico se han asignado más de 30 mil subsidios en lo corrido del Gobierno Duque, más del 90% de estos han sido VIS y de ellos el 70% se han dirigido a hogares con ingresos inferiores a los 2 salarios mínimos. Todo esto significaría en la práctica construir en poco más de tres años un nuevo municipio de propietarios del tamaño de Sabanalarga o tres veces Palmar de Varela con solo los beneficiarios. 

Por otro lado, las viviendas compradas hacen parte de proyectos con ubicaciones próximas a los centros de comercio y a equipamientos y se ha generado una sana competencia para su desarrollo. Esto por supuesto, gracias al compromiso y visión de las autoridades locales y de los constructores que han entendido las oportunidades para el desarrollo urbano que trae consigo la construcción de vivienda de interés social. 

Otro frente de trabajo que se ha adelantado es la atención del déficit cualitativo. En el marco del Programa Casa Digna, Vida Digna, se han focalizado en Soledad y Barranquilla más de 2.300 hogares vulnerables para transformar su realidad con mejoramientos de vivienda.  Además, Atlántico es el líder en titulación de predios en el país con más de 11 mil hogares que han regularizado la titularidad de su vivienda.

Las noticias en lo corrido de este año no podrían avizorar sino la continuidad de los buenos resultados, justamente el de 2022 es el mejor enero en compras de vivienda en la historia del departamento con cerca de 3.000 unidades comercializadas. El Carnaval de Propietarios se sigue celebrando y en el centro de este se encuentra la vivienda incluyente y dignificante.

Últimas columnas de opinión
_________________________


Carnaval de propietarios

2 marzo, 2022

Dos minutos y medio

14 enero, 2022

La vivienda y el agua como motor de equidad y crecimiento: tres ejes de su éxito

1 diciembre, 2021

Un año de reconstrucción: en la dirección correcta

23 noviembre, 2021

Las compras no se detienen

3 noviembre, 2021

El Huila sigue de fiesta

5 agosto, 2021

Así es el programa de Jóvenes Propietarios

21 mayo, 2021

Una reforma necesaria

24 abril, 2021

“Este es el mejor momento para invertir en vivienda”: minvivienda

24 abril, 2021

Récord

20 abril, 2021

Ver más


Dos minutos y medio

Transcurría el 2015 cuando Colombia vio nacer el programa Mi Casa Ya, en cabeza del entonces ministro Luis Felipe Henao y del Viceministro Guillermo Herrera. La apuesta era complementar el oportuno programa de Vivienda Gratuita con una alternativa de demanda, donde el ciudadano podía elegir dónde hacer efectivo el subsidio, incrementando la competencia en el sector edificador y aumentando la capilaridad regional de las ayudas. La disruptiva propuesta cambiaría para siempre el sector edificador de nuestro país y Mi Casa Ya se convertiría rápidamente en uno de los programas de vivienda más exitosos del mundo emergente, logrando alinear los incentivos del ciudadano con los de los constructores y las entidades financieras.

El Gobierno del Presidente Iván Duque le apostó a construir sobre lo construido. Desde agosto de 2018, decidió ajustar a través de la Ley de Vivienda y de 26 decretos algunos parámetros que permitieran profundizar aún más el programa y mejorar la eficiencia del sector edificador. Se crearon los subsidios concurrentes para aprovechar las sinergías con las Cajas de Compensación Familiar y facilitar el cierre financiero de los hogares con ingresos inferiores a dos salarios mínimos; se modificaron plazos y niveles de endeudamiento regulatoriamente permitidos; se creó la figura de un fiador vía Fondo Nacional de Garantías para los hogares que ganaran menos de dos salarios mínimos; se habilitó la complementariedad de subsidios con las entidades territoriales; se permitió la participación del sector solidario en el otorgamiento de subsidios, se eliminaron las restricciones para la compraventa de inmuebles adquiridos con Subsidio Familiar de Vivienda; entre otras innovaciones normativas. Con un gran liderazgo del sector privado, los incentivos correctos y la respuesta efectiva por parte de los colombianos, hemos logrado resultados que parecerían imposibles incluso en ausencia de pandemia.

Lo de nuestro país en términos de compra de vivienda es un récord. Tal vez lo más llamativo es que en Colombia se compre una casa -en promedio- cada dos minutos y medio. De hecho, dejando de lado las noches y los festivos, cada minuto se compra una vivienda en nuestro país. Fueron más de 97.000 subsidios los que entregamos en 2021, lo que indica que cuatro de cada 10 casas logran comprarse en nuestro país gracias al apoyo del Gobierno Nacional. La cartera de vivienda alcanzó su máximo histórico, sin deterioro en sus indicadores de calidad asociado a la expansión ni a la inclusión financiera de los más necesitados. Se digitalizaron casi todos los pasos para la compra de vivienda y es Colombia el país del mundo donde más se busca la palabra “vivienda” en Google. Somos, también, los líderes regionales en compra de vivienda por millón de habitantes. Pasamos de 840.000 empleados directos antes de la pandemia a casi 1,1 millones de trabajadores. El elemento de la confianza del consumidor que puntúa más alto es la disposición a comprar vivienda, al punto que se compran casi tantas casas como vehículos en nuestro país. Vamos bien, muy bien.

Por supuesto que existen elementos por mejorar. La administración pública es -y debe ser- un proceso de mejora continua. Necesitamos, por ejemplo, garantizar la disponibilidad de subsidios hasta finales del 2022, entendiendo que el ritmo de asignación actual rebasa cualquier apropiación presupuestal prevista en el Marco Fiscal de Mediano Plazo. Debemos seguir avanzando en la actualización de los Planes de Ordenamiento Territorial para favorecer la habilitación de suelo y el crecimiento urbano ordenado. Además, es fundamental continuar el trabajo articulado con las demás entidades del Gobierno Nacional y las entidades territoriales para avanzar en la digitalización de los procesos para la producción y adquisición de vivienda.

Con esta nueva realidad y esta nueva escala, los niveles de iniciaciones también alcanzan máximos históricos. Así las cosas, en algo más de 40 años Colombia duplicaría el número de unidades habitacionales que construimos en 202 años de historia republicana. El ritmo que hemos alcanzado es el que nos permitirá reducir el déficit de vivienda y mantener al sector edificador como uno de los grandes protagonistas de nuestro aparato productivo. La historia de la vivienda en Colombia empieza a ser laureada y reconocida en el mundo, inspirando las políticas habitacionales de otros países. Colombia es un país en edificación, que construye sobre lo construido. Mientras usted leyó esta columna, una familia colombiana compró casa, muy seguramente con subsidios del Gobierno del Presidente Iván Duque.

Columna publicada en La República

Últimas columnas de opinión
_________________________


Un año de reconstrucción: en la dirección correcta

23 noviembre, 2021

Las compras no se detienen

3 noviembre, 2021

Así es el programa de Jóvenes Propietarios

21 mayo, 2021

Una reforma necesaria

24 abril, 2021

“Este es el mejor momento para invertir en vivienda”: minvivienda

24 abril, 2021

Récord

20 abril, 2021

Nuevo récord

10 marzo, 2021

El año de la vivienda

27 diciembre, 2020

Balance del sector de agua en 2020

26 diciembre, 2020

El año de la vivienda

13 noviembre, 2020

Ver más


La vivienda y el agua como motor de equidad y crecimiento: tres ejes de su éxito

Se redireccionará a un artículo de Findeter

Si no lo hace por favor de clic acá


Un año de reconstrucción: en la dirección correcta

Transcurrido un año desde el paso del huracán Iota por Providencia, el balance del proceso de reconstrucción de la isla es positivo. Sin embargo, no ha sido un proceso fácil, hemos tenido que afrontar grandes desafíos que han incidido en el desarrollo de las obras. La complejidad geográfica para el arribo de materiales, la escasez de acero, la poca disponibilidad de mano de obra en la isla y los efectos del COVID-19 son algunos ejemplos.

Pero esto no ha impedido que el gobierno del presidente Iván Duque —con total determinación— avance en la reconstrucción integral de la isla. Desde el sector de vivienda y agua implementamos un plan de acción en tres frentes simultáneos: la reparación estructural de viviendas, la construcción de viviendas nuevas y el suministro de agua.

Desde el primer día iniciamos esta titánica tarea. Y digo titánica porque es la regla y no la excepción que los procesos de reconstrucción se extiendan por varios años tras la ocurrencia de un desastre  natural. La experiencia internacional muestra que estos procesos son de largo aliento. De acuerdo con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos, la reconstrucción en una muestra de 88 desastres naturales tomó, en promedio, cerca de cuatro años. Solo por mencionar un caso: en 2010, cinco años después del paso del huracán Katrina (categoría 5), que devastó Nueva Orleans, en el sector de Lower Ninth Ward solo se habían construido 200 de 4.000 viviendas.

Nuestra meta de reconstruir la isla en un tiempo muy por debajo del promedio de otros procesos en el mundo y en Colombia presenta resultados importantes. En relación con los dos primeros frentes de trabajo, en noviembre serán 627 las viviendas reparadas estructuralmente y 463 las viviendas nuevas terminadas. De esta manera, seis de cada diez viviendas en la isla ya estarán reconstruidas o terminadas al finalizar el mes.

En el tercer frente, desde noviembre de 2020 se ha garantizado el suministro de agua potable y desde febrero de 2021 se logró el restablecimiento total del servicio de acueducto a las condiciones anteriores al huracán.

Aunque aún falta camino, queremos dar un parte de tranquilidad. El gobierno del presidente Iván Duque le seguirá cumpliendo al archipiélago. Hemos ido superando los obstáculos, aseguraremos que todas las viviendas de la isla terminen en mejores condiciones en relación con las previas al huracán y lograremos que el servicio de agua potable llegue a toda la población.

Hoy puedo afirmar con certeza que, pese a las dificultades, la reconstrucción de Providencia y Santa Catalina avanza en la dirección correcta y en marzo de 2022 habrá concluido. Sea este el momento para agradecer el esfuerzo y gran trabajo de la Gerencia Integral, Findeter, la UNGRD, las Fuerzas Militares y de Policía y las autoridades locales. Así, trabajando juntos, lograremos que la isla sea ejemplo de resiliencia y salga fortalecida de este proceso.

Últimas columnas de opinión
_________________________


Un año de reconstrucción: en la dirección correcta

23 noviembre, 2021

Las compras no se detienen

3 noviembre, 2021

Así es el programa de Jóvenes Propietarios

21 mayo, 2021

Una reforma necesaria

24 abril, 2021

“Este es el mejor momento para invertir en vivienda”: minvivienda

24 abril, 2021

Récord

20 abril, 2021

Nuevo récord

10 marzo, 2021

El año de la vivienda

27 diciembre, 2020

Balance del sector de agua en 2020

26 diciembre, 2020

El año de la vivienda

13 noviembre, 2020

Ver más


Las compras no se detienen

Las exenciones transitorias al IVA, que impregnaron de euforia la semana pasada, se suman a los numerosos esfuerzos del Gobierno nacional por seguir impulsando la reactivación económica.

Según los reportes de la DIAN, el primero de los tres días sin IVA programados para este año, registró ventas por más de $ 7,9 billones, superando ampliamente las expectativas de Fenalco. Por si fuera poco, en la misma jornada, y como ha venido ocurriendo diariamente en lo corrido de 2021, más de 950 hogares colombianos compraron vivienda, casi 40 % más que el promedio de 690 viviendas diarias que se compraron en el país en la última década.

Esta es otra muestra de cómo el sector vivienda ha ejercido un rol protagónico en el proceso de reactivación económica. Pese a las circunstancias excepcionales de ralentización productiva, generadas por la emergencia sanitaria, en 2020 se alcanzaron las 206 mil unidades de vivienda vendidas, superando el rango medio observado en vigencias anteriores, que oscilaba alrededor de las 157.000.

Ahora, en lo transcurrido de 2021, las cosas no podrían ir mejor. Precisamente, entre enero y septiembre de este año, en Colombia se han vendido 176 mil viviendas según cifras de Coordenada Urbana de Camacol. Esto es el doble de lo que se vendía en el país hace diez años. Y la disposición a comprar vivienda, de acuerdo con Fedesarrollo, continúa repuntando tras aumentar 16,7 puntos porcentuales respecto de las mediciones realizadas en septiembre de 2020. Es probable entonces que, al finalizar este año, las ventas de vivienda sobrepasen las 230.000 unidades. Eso es construir en un año una ciudad del tamaño de Cartagena.

Los logros en términos de volumen no son solo destacables al compararnos con nuestros datos históricos sino, además, sobresalen en el escenario internacional. Hoy, Colombia es el país que más ventas de vivienda por millón de habitantes reporta en la región latinoamericana con 2.311 ventas por millón superando a Brasil (604), un país 4,5 veces superior en población al nuestro. ¿Pero qué hay detrás de estas portentosas cifras? La respuesta se vincula principalmente al uso de la política de vivienda como un instrumento contracíclico, sustentado en los 200.000 subsidios VIS y no VIS para compra de vivienda nueva, lanzados en mayo del año pasado en el marco de la estrategia Compromiso por Colombia.

Los niveles de ventas sin precedentes están mayormente apalancados en la comercialización de Viviendas de Interés Social (VIS). Hoy, 70 % de las ventas de vivienda en el país son VIS, 20 puntos porcentuales más que hace una década. Y de estas, 71 % se dirigen a hogares con ingresos entre cero y dos salarios mínimos. Por supuesto, el mayor acceso a VIS no es un hecho fortuito, responde a las modificaciones institucionales que hemos realizado en estos tres años de gobierno al esquema de subsidios.

La habilitación de subsidios concurrentes con las Cajas de Compensación Familiar (CCF) fue un paso en ese sentido, y en la actualidad más de 34 mil hogares se han beneficiado de ella. También se ha trabajado en conjunto con las gobernaciones para tener subsidios complementarios, se modificó la razón entre deuda e ingreso para los tomadores de créditos hipotecarios, y el gobierno dispuso recursos para respaldar los créditos hipotecarios mediante garantías. Precisamente para seguir fortaleciendo el sector y la política, en agosto de este año se expidió el Decreto 251 de 2021, para que los fondos de empleados, cooperativas y en general las Entidades de Economía Solidaria (EES) puedan otorgar subsidios de vivienda, aumentado así los oferentes y las posibilidades de las familias colombianas para acceder a los subsidios y beneficios del gobierno.

Con todos estos avances, la entrega de subsidios VIS se ha disparado. En la última semana se entregaron 354 subsidios diarios, cuando al iniciar el gobierno se entregaban 150. A cierre de 2020 se entregaron 45.000 subsidios VIS, y en lo que va de 2021 se alcanzan los 60.000; la escala se ha duplicado, si se tiene en cuenta que en promedio desde el inicio del programa se asignaban 27.000 subsidios anuales. Aunado a ello, la estrategia de reactivación contempló la asignación de coberturas a la tasa de interés para créditos no VIS, de las que ya se han entregado más de 30.000.

El desempeño del sector ha derivado en que las iniciaciones de vivienda durante los primeros nueve meses del año sobrepasen las 130.000 unidades por primera vez en la historia para este periodo, y con ello, el empleo del sector constructor se ha recuperado ostensiblemente. Según las más recientes cifras del DANE, septiembre de 2021 reportó el mejor registro de los últimos cinco años, ocupando por segundo mes consecutivo a más de un millón de empleados.

A la luz de estas tendencias, el sector se ha consolidado como un vehículo para la recuperación social y económica del país, y ha afianzado las bases de una sociedad más incluyente y próspera. Si las compras de tecnología, electrodomésticos y otros enseres no se detienen, las de vivienda son imparables, por ello cerraremos 2021 como el mejor año de la historia en ventas, iniciaciones, empleo y asignación de subsidios, porque este, sin duda alguna, es el año de la vivienda.

 

Publicada en Semana

Últimas columnas de opinión
_________________________


Así es el programa de Jóvenes Propietarios

21 mayo, 2021

Una reforma necesaria

24 abril, 2021

“Este es el mejor momento para invertir en vivienda”: minvivienda

24 abril, 2021

Récord

20 abril, 2021

Nuevo récord

10 marzo, 2021

El año de la vivienda

27 diciembre, 2020

Balance del sector de agua en 2020

26 diciembre, 2020

El año de la vivienda

13 noviembre, 2020

Ley de vivienda: un sector moderno y eficiente

8 noviembre, 2020

Ver más


El Huila sigue de fiesta

Como es tradicional, las fiestas de San Pedro celebradas en el departamento del Huila terminaron la primera semana de julio con la coronación de la nueva Reina Nacional del Bambuco. Aunque el evento oficial culminó, los motivos de celebración se han mantenido durante todo el mes, por cuenta de los buenos resultados en materia de vivienda. En efecto, entre julio de 2020 y junio de 2021, la región opita registró excelentes resultados en términos de ventas, en línea con el récord histórico alcanzado a nivel nacional.

La ambiciosa estrategia de reactivación económica impulsada por el Gobierno del Presidente Iván Duque se ha traducido en niveles de ventas de vivienda sin precedentes. Según Coordenada Urbana de Camacol, en los últimos 12 meses cerca de 239 mil hogares compraron una vivienda, un 46% por encima del promedio histórico para el mismo periodo. Esto equivale a comercializar, en tan solo un año, una cuidad del tamaño de Cartagena o más de dos veces Neiva.

Estos resultados a nivel nacional son el reflejo de lo que viene ocurriendo en las distintas ciudades y departamentos del país. El Huila, en particular, ha sido un gran protagonista. Las ventas del departamento se ubican en máximos históricos, con más de 3.600 viviendas comercializadas entre julio de 2020 y junio de 2021, superando ampliamente el promedio histórico de 2.425 unidades. Este logro ha sido impulsado, fundamentalmente, por la dinámica de la vivienda de interés social, segmento en el que se comercializaron 2.892 unidades habitacionales, más del doble del promedio histórico (1.151 unidades).

 

Ahora bien, el éxito de la estrategia de reactivación se explica por cuenta de los mayores ritmos de asignación de subsidios. Mientras en julio de 2018 en el país se entregaban cerca de 600 subsidios semanales en promedio, en la última semana se asignaron más de 1.300 subsidios. Además, la progresividad de estas ayudas ha mejorado sustancialmente. En la actualidad, 4 de cada 5 subsidios se otorgan a hogares con ingresos inferiores a 2 salarios mínimos, demostrando así que la política de vivienda es un poderoso instrumento de equidad.

En el departamento del Huila, en particular, los ritmos de asignación se han incrementado notablemente en lo corrido del periodo de Gobierno, lo que nos ha permitido asignar en el último año más de 790 subsidios VIS, cuando el promedio histórico apenas superaba las 470 asignaciones anuales.

En suma, durante el Gobierno del Presidente Iván Duque hemos entregado 150 mil subsidios para la compra de vivienda (125 mil VIS y 25 mil No VIS). En el caso de los subsidios para la compra de vivienda de interés social, en estos casi tres años de Gobierno hemos logrado asignar cerca del 80% de todos los subsidios de “Mi Casa Ya” que se han entregado en el país desde que inició el programa a finales de 2015.

Lo que está ocurriendo en el sector de la vivienda en Colombia y en el departamento del Huila es motivo de celebración y festejo. De cara al próximo año, tenemos el reto de mantener estos buenos resultados. La vivienda continuará rompiendo récords y más hogares colombianos celebrarán con las llaves de su vivienda nueva.

 

Publicado en La Nación

Últimas columnas de opinión
_________________________


Dos minutos y medio

14 enero, 2022

La vivienda y el agua como motor de equidad y crecimiento: tres ejes de su éxito

1 diciembre, 2021

Un año de reconstrucción: en la dirección correcta

23 noviembre, 2021

Las compras no se detienen

3 noviembre, 2021

El Huila sigue de fiesta

5 agosto, 2021

Así es el programa de Jóvenes Propietarios

21 mayo, 2021

Una reforma necesaria

24 abril, 2021

“Este es el mejor momento para invertir en vivienda”: minvivienda

24 abril, 2021

Récord

20 abril, 2021

Nuevo récord

10 marzo, 2021

Ver más