La semana pasada, se conocieron los resultados de los principales indicadores de actividad del sector edificador correspondientes al mes de marzo. Las cifras son contundentes en reafirmar el buen momento de la vivienda en Colombia. Y es que, independientemente del indicador que se analice o de la fuente de información, todos muestran una recuperación importante y un liderazgo decidido del sector vivienda en uno de los propósitos centrales del Gobierno del presidente Iván Duque: consolidar la reactivación económica del país.

Iniciemos con el indicador de compras de vivienda. Según Galería Inmobiliaria, en el tercer mes del año más de 21.000 familias compraron una vivienda, registrando el récord histórico. Este buen comportamiento está liderado por la vivienda de interés social que, con cerca de 15.000 unidades compradas, exhibió también el valor más alto del que se tenga registro. Ahora bien, el segmento No VIS -con más de 6.400 viviendas comercializadas- ha mostrado una recuperación importante y se ubica a menos de 400 unidades del récord.

Con el resultado de marzo, se completó el mejor primer trimestre en compras de vivienda de toda la historia, según cifras tanto de Coordenada Urbana de Camacol como de Galería Inmobiliaria. En efecto, entre enero y marzo, más de 56.000 familias pudieron cumplir su sueño de tener casa propia. Esto, en la práctica, es como construir -en solo tres meses- una ciudad del tamaño de Tunja solo de propietarios.

Por su parte, el indicador de iniciaciones también registró resultados francamente buenos. En el primer trimestre, se iniciaron más de 42.000 viviendas, siendo el mejor trimestre del que se tenga registro. Esta cifra es superior en 31% frente al promedio histórico de 32 mil viviendas iniciadas.

Los indicadores de empleo del Dane y de disposición a comprar vivienda de Fedesarrollo también ratifican el buen momento del sector. La vivienda ocupa a más de un millón de personas y la confianza de los consumidores para comprar vivienda es el componente que más se ha recuperado (por encima de vehículos y bienes durables).

Estas buenas cifras se explican por la estrategia de los 200.000 subsidios para la compra de vivienda, uno de los elementos centrales del Compromiso por Colombia. Por cuenta de esta iniciativa, más de 60.000 familias han cumplido el sueño de ser propietarias con las ayudas del Gobierno del presidente Iván Duque. Del total, 46.000 subsidios se han utilizado para la compra de vivienda VIS y más de 14.000 para No VIS.

Un resultado que vale la pena destacar es la progresividad de los subsidios, es decir, su capacidad de llegar a los que más lo necesitan, a las familias más vulnerables. El 77% de los subsidios VIS se asignaron a familias con ingresos entre cero y dos salarios mínimos.

Aunque estos resultados son muy satisfactorios y nos motivan a seguir trabajando sin descanso por los colombianos, aún falta mucho trabajo por hacer en nuestro propósito de consolidar un país de propietarios. Queremos que cada mes que transcurra sea mejor que el anterior, superando récord tras récord, pues además de aportar a la recuperación económica del país, estos resultados nos permiten seguir avanzando hacia una Colombia más justa y equitativa.

 

Publicada en La República

Últimas columnas de opinión _________________________